¿ME QUIERO, NO ME QUIERO, ME QUIERO...?

Deshojando una autoestima sana

Desde diversas fuentes (revistas, redes sociales, televisión…) nos lanzan mensajes como “Quiérete y acéptate” o “Es importante tener una buena autoestima”. Pero, ¿qué es realmente la autoestima? ¿Cómo nos influye en la vida? ¿Cómo se puede mejorar la autoestima?

En este texto queremos ir abordando todas estas cuestiones y resolviendo posibles dudas que genere este concepto.  

 

¿Qué es la autoestima?

La autoestima se puede definir como la valoración que hacemos de nosotrxs mismxs en base a las sensaciones y experiencias que hemos ido incorporando a lo largo de la vida. Nos sentimos más o menos inteligentes, capaces o incapaces, nos gustamos o no. Esta valoración es muy importante, dado que influye en nuestro día a día y en cómo afrontamos nuestra vida. De este modo, las personas que tienen una buena autoestima, son capaces de enfrentarse y resolver los retos y las responsabilidades que la vida plantea. Por el contrario, los que tienen una autoestima baja suelen autolimitarse y fracasar.

 

¿De qué se compone la autoestima?

Para responder a esta pregunta citaremos a Bonet y las llamadas “Aes de la autoestima”. Según este autor, las personas que poseen una buena o sana autoestima reúnen las siguientes características:

AUTOCONOCIMIENTO: darse cuenta del mundo interior y escucharse a sí mismx.

APRECIO: apreciarse sabiendo que se es igual, aunque con diferentes cualidades, a cualquier otra persona.

ACEPTACIÓN: ser tolerante con cada una de sus limitaciones, de sus fracasos, debilidades o errores.

AFECTO: mantener una actitud comprensiva y cariñosa hacia unx mismx.

ATENCIÓN: cuidar de nuestras necesidades físicas y emocionales.

APERTURA: mantener una actitud abierta hacia los demás, sabiendo que todos necesitamos de todos.

AFIRMACIÓN: emplear afirmaciones y un diálogo interno sano para reemplazar o responder a aquellos conceptos negativos que no nos son útiles.

 

¿Qué se puede hacer para fomentar una autoestima sana?

  • Prestar atención a los recién mencionados componentes de la autoestima y trabajar para mejorarlos. Por ejemplo, siendo conscientes del diálogo interno y modificándolo por uno más amable y compasivo.
  • Tomar conciencia de los éxitos y logros obtenidos a lo largo de la vida, al igual que de las cualidades necesarias para haberlos conseguido.
  • No compararse. Todas las personas somos diferentes; todos tenemos cualidades positivas y negativas. En algunas cuestiones nos veremos “peores” pero seguramente seremos “mejores” en otras.
  • Establecer y actuar para alcanzar metas realistas y que resulten motivadoras.
  • Encontrar la raíz a los problemas de autoestima y observar cómo se ha ido construyendo.

Hacer este camino de autoconocimiento y mejora personal, a veces puede resultar complicado y generar sensaciones desagradables difíciles de manejar. Puedes enfrentarte a este camino solx u optar por ayuda psicológica profesional. Si es esto último, desde AtienzaBoada estaremos encantadas de acompañarte.

Abril 2021

Cristina Navalpotro García

Psicóloga sanitaria y sexóloga

AtienzaBoada Centro de Psicología

Contenido inactivo hasta la aceptación de las cookies de marketing. Para visualizar correctamente, accede a la configuración y activa la cookie específica.

solicita cita previa
AtienzaBoada Centro de Psícología

Contenido inactivo hasta la aceptación de las cookies de marketing. Para visualizar correctamente, accede a la configuración y activa la cookie específica.