LA IMPORTANCIA DEL JUEGO DURANTE EL CONFINAMIENTO

El juego siempre ha sido un recurso muy importante en el aprendizaje de las personas y en este momento cobra especial relevancia.

 LA IMPORTANCIA DEL JUEGO DURANTE EL CONFINAMIENTO

En esta situación en la que nos vemos en la obligación de quedarnos en casa por razones de seguridad, el juego es un recurso muy útil para sobrellevar de manera más dinámica la situación, para que los niños puedan vivir esta realidad desde un entorno afectivo seguro y para favorecer el proceso de aprendizaje y de socialización.

Además, el juego nos ayuda, entre otras cosas, a:

  • Mantener activo nuestro cerebro y nuestro cuerpo en general: a través del juego nos movemos, interactuamos, pensamos…
  • Gestionar el estrés: gracias al juego podemos desconectar de los problemas y obligaciones del día a día consiguiendo disminuir tanto nuestro nivel de estrés como los conflictos que pueden surgir.
  • Desarrollar y entrenar competencias y habilidades. Por ejemplo: a través de los juegos podemos desarrollar habilidades sociales, aprender a tolerar la frustración, incorporar habilidades de solución de problemas, de toma de decisiones, etc.
  • Desarrollar aptitudes como destreza manual, memoria, atención…
  • Favorecer la gestión y expresión emocional. Por ejemplo: cuando jugamos a un juego en el que estamos perdiendo y sentimos frustración, el juego es una gran oportunidad para identificar dicha emoción, expresarla y gestionarla.
  • Potenciar la creatividad y favorecer el desarrollo de la imaginación.
  • Conocer nuestro entorno: a través del juego los niños van conociendo el mundo que les rodea al identificar diferentes sonidos, formas, colores, experimentan con su propio cuerpo, etc.
  • Favorecer la motivación por el aprendizaje. El juego es un medio a través del cual podemos aprender de una manera más dinámica y divertida.

Hay una gran multitud y diversidad de juegos que podemos llevar a la práctica no sólo con la familia sino con los amigos a través de dispositivos tecnológicos, lo que contribuye a reducir la carencia a nivel social que nos impone el covid-19. El juego es un modo de entrar en contacto con otros niños y adultos, lo que les permitirá diferenciarse, aprender, respetar normas de convivencia… Todo ello teniendo en cuenta el proceso evolutivo de cada niño, lo que determinará los tipos de juegos a los que puede acceder.

Nos resulta complicado sacar tiempo, fuerzas cuando estamos cansados, siempre tenemos cosas pendientes por hacer, etc. Son algunas de las cosas que hacen que no dediquemos apenas tiempo para el juego o que, de hacerlo, no lo llevemos a cabo de manera adecuada.

Por ello, algunas pautas para ayudarnos a generar una dinámica sana de juego son:

  • Dedicar espacios para jugar en familia: esto contribuye a generar momentos de distensión y cohesión entre los miembros de la familia. No hay que entender el juego como una obligación más, sino que es un medio para pasarlo bien y disfrutar de tiempo de calidad con la familia. Además, es importante que haya espacios para jugar todos juntos y otros individuales para que los niños puedan entretenerse solos.
  • Cuidar el tiempo de juego: durante el momento de juego nos centramos en el mismo, sin distracciones (no estar con móviles, etc). Es un rato para estar presentes, con nuestros sentidos puestos en nuestra familia y en disfrutar con ella.
  • En la variedad está el gusto: cuidar que los juegos sean dinámicos y variados ya que, si siempre jugamos a lo mismo, podemos acabar cansándonos.
  • Respetar la imaginación de los niños: es importante jugar con ellos sin aplicar la lógica de los adultos, sobre todo si son pequeños.
  • Cuidar la diversión durante el juego: los juegos son algo con lo que divertirnos, por ello, es importante cuidar ese aspecto. Si durante el juego nos estamos quejando, surgen conflictos, nos centramos en la competición etc. El juego deja de ser divertido y perdemos el objetivo de fondo, el disfrute.

 

Ante la posibilidad de que los niños retomen su espacio de juego fuera de casa tenemos la oportunidad de acompañarlos en esta rutina incorporando dinámicas para canalizar mejor su energía (practicar deporte al aire libre…). También para incorporar nuevas líneas de juego que en el hogar nos es inviable por las limitaciones del espacio. Aprovechemos este tiempo como una oportunidad para conectar con los más pequeños, bajándonos a su mundo y generando un espacio compartido en familia que nos genere bienestar a todos.

Si tienes dudas sobre la crianza, o sobre cómo acompañar a tus hijos en alguna de sus rutinas recuerda que tienes detrás un equipo especializado al que poder consultar.

LA IMPORTANCIA DEL JUEGO DURANTE EL CONFINAMIENTO

Abril 2020

 Cristina González Díaz

Psicóloga Sanitaria

Psicóloga Sistémica y Experta en Trastornos Alimenticios

AtienzaBoada Centro de Psicología

Contenido inactivo hasta la aceptación de las cookies de marketing. Para visualizar correctamente, accede a la configuración y activa la cookie específica.

solicita cita previa
AtienzaBoada Centro de Psícología

Contenido inactivo hasta la aceptación de las cookies de marketing. Para visualizar correctamente, accede a la configuración y activa la cookie específica.